La Avenida

Las oportunidades hay que salir a buscarlas...Estar cerca de la gente

Siempre se postuló que detrás de toda crisis hay una oportunidad. Pararse y mirar que busca, qué necesita el soberano es un arte. Es como una construcción de un mueble, una mesa y darse cuenta que debe tener al menos cuatro patas.

20 de abril de 2020
Lic. Mario Cohen
171

Muchas empresas están dejando pasar el momento, el epicentro y la necesidad de información para estar al lado del público con un mensaje, con un pié de slogan, con cualquier hecho que les produzca un acontecimiento sensorial afectivo positivo. Algo así como “Estuvo presente cuando las papas quemaban” Aunque sea con una sola frase.

Íconos y Símbolos

Todos juegan con la memoria emotiva del público. A nadie se le escapa si viera delante suyo un pollo con la simbología de Mazzorín. Aquellos pollos contaminados comprados en la época de Alfonsín. Adquiridos en Hungría, Venezuela y otros, que además de estar descompuestos estaban contaminados. 

Lo que no se supo en aquel caso que en ese período bajó el consumo de pollo más de un 30% por temor a la contaminación. El temor es una herramienta poderosa y queda registrado en el inconsciente de los individuos. 

Pasa lo mismo con aquello que de una forma u otra trae buenos recuerdos o felicidad también queda sumido en el inconsciente y produce felicidad o sensación placentera. Tal es el caso de la publicidad de  YPF #Quedateencasa que apela a permanecer en la memoria colectiva en el momento preciso. Cuando por diversas causas una sociedad toda se encuentra inmersa y preocupada por diversos temas o uno en particular un mensaje disruptivo puede servir de anclaje para modificar el pensamiento.

Lo importante es resignificar el sentido de una empresa, de un nombre y de una experiencia vinculante con la misma. Es crucial generar una nueva situación en el vínculo creado entre el consumidor y la marca. 

Cuando no se trata de vender más solo se trata de perdurar en la mente

Cuando se modifica el discurso social por cualquier causa o motivo un CEO bien entrenado debe estar atento a esos nuevos temas y discursos para acomodar el propio argumento empresario al nuevo momento socio-económico y darle al consumidor las respuestas que tiene necesidad de oír. 

Un tema puede ser latente porque subyace pero cuando ya es emergente es un desperdicio de oportunidad no tomarlo como propio. 

Comentarios

Aún no hay comentarios sobre la nota. ¡Sé el primero en comentar!